Hermandad Internacional de Trabajadores Eléctricos (IBEW – por sus siglas en inglés) local Unión 18

Los Angeles, California

La Hermandad Internacional de Trabajadores Eléctricos (IBEW) local Unión 18 después de haber pasado 60 años en un edificio de ladrillo antiguo requería de un nuevo hogar. Los diseñadores se enfrentaron al reto de no sólo construir un nuevo hogar con alta tecnología, que pudiera alojar al sindicato por otros 50 años o más, sino que también creara algo que de manera uniforme se adecuara a la comunidad residencial circundante. La solución fue simple; dividir el edificio utilizando un producto que, al igual que el sindicato, haya resistido las pruebas del paso del tiempo. Ese producto fue el Bloque de vidrio de Pittsburgh Corning.

“Nuestra meta consistió en crear un edificio que transmitiera una sensación de permanencia, resistencia y longevidad; las mismas características que describen tanto al Sindicato en sí mismo como a la comunidad que lo circunda”, dijo el socio diseñador Jeffrey Kalban de Jeffrey M. Kalban & Associates basado en Los Ángeles. “El resultado fue un edificio de vidrio tranquilo del cual los trabajadores y la comunidad se pudieran orgullecer”.

Para armonizarse con los hogares circundantes, los diseñadores crearon un edificio bajo de dos pisos con un exterior prácticamente eterno. En vez de un edificio de varios pisos que en su mayoría utiliza acero y muros tipo cortina, el IBEW está construido en su mayor parte de ladrillo y está dividido por un cilindro de bloque de vidrio que aprovecha la luz natural y al mismo tiempo provee al edificio de una imagen contemporánea.

Fue la habilidad de los bloques de vidrio tanto para filtrar como difundir la luz áspera de la puesta del sol lo que hizo que éste fuera el producto perfecto para el IBEW. A medida que el sol se pone, el bloque de vidrio permite que penetre la luz difusa y ayuda a mantener el calor fuera, al mismo tiempo que persianas y toldos integrados en el marco rebotan la luz hacia el techo y a la parte inferior del vestíbulo.

“En el Sur de California, tenemos muy pocas tardes nubosas, por lo que para difuminar la luz, a medida que el sol se pone”, utilizamos bloques de vidrio en el lado oeste del edificio, dijo Jeffrey Kalban. “Dado que la luz diurna desempeña un papel importante en este edificio, por lo general no se requiere de luz artificial hasta las horas avanzadas de la tarde”.

“El bloque de vidrio es ricamente estético y además hace muchas cosas para embellecer a la luz”, dijo Kalban. “Ningún otro producto nos podía haber producido los efectos que obtuvimos al utilizar el bloque de vidrio”.