El Aeropuerto Internacional de Miami

Miami, Florida

Ubicado justo a unas cuantas millas de la línea costera, el Aeropuerto Internacional de Miami es un blanco principal de los huracanes. Además, desde su construcción en 1928, ha recibido su debida participación en conatos a causa de la Madre Naturaleza. Así que cuando los funcionarios de American Airlines anunciaron los planes para la ampliación de su nueva terminal de trasbordos, Pittsburgh Corning sabía que este proyecto era una gran oportunidad para exhibir sus productos innovadores y su habilidad para soportar la carga y la furia de la Madre Naturaleza.

Para encabezar la operación, el Gerente de Ventas para Norteamérica de Pittsburgh Corning, Bill Vaughan se reunió con los miembros de Alan W. Smith Masonry y de Russell Partnership, Inc., el arquitecto del proyecto y con Beauchamp Construction Company y el contratista general, para discutir de qué forma podía adecuarse el bloque de vidrio en el eventual diseño. Esto derivó en que las metas del proyecto no sólo requerían un producto lo suficientemente durable para resistir la temporada de huracanes, sino que también uno que permitiera una afluencia fácil de luz al interior de la terminal. Parecía ser una pareja hecha en el cielo para los Sistemas arquitectónicos LightWise® de Pittsburgh Corning.

”Cuando supimos de este proyecto, de inmediato pensamos en nuestros Sistemas arquitectónicos LightWise®, específicamente los de nuestras ventanas resistentes a huracanes“, dijo Bill Vaughan. ”A diferencia del método tradicional consistente en tender bloques, que no cumplirían con los códigos para huracanes, sabíamos que elegir uno de los sistemas prefabricados no sólo ofrecería el diseño con la apariencia y sensaciones deseadas, sino que también proporcionaría la seguridad que se requería para tal aplicación de alto perfil“.

Después de una consideración cuidadosa, para la fachada se seleccionaron las Ventanas resistentes a huracanes de los sistemas arquitectónicos LightWise® de Pittsburgh Corning. Aun cuando los paneles presentaban una oportunidad para Pittsburgh Corning, también representaban en cierta forma a un reto ya percibido por los instaladores, Alan W. Smith Masonry, ya que ésta sería la primera vez en que el contratista de albañilería tradicional trabajaría con paneles de bloques de vidrio prefabricados. Basta decir que la cuadrilla de trabajadores tuvo algunas reservas cuando se les presentaron los paneles por primera vez.

Para ayudar a prepararse para este gran proyecto y facilitar algunas de las tensiones que presentaba este nuevo producto, el equipo de Alan W. Smith preparó una corrida de prueba en su instalación para tener una percepción de la instalación. A medida que los trabajadores se acercaban con precaución al panel – muchos de ellos con guantes – todos esperaban que este panel de apariencia quebradiza se hiciera añicos al levantarlo para ponerlo en su lugar. Sin embargo, en cuanto el equipo levantó el panel, atestiguó su resistencia y habilidad de absorber golpes, de inmediato se sintieron cómodos con el producto y supieron que la instalación se llevaría a cabo sin problemas.

”Fue muy fácil trabajar con los paneles“, dijo Antonio Obregón, vicepresidente de operaciones de Alan W. Smith Masonry. ”Y, aun cuando ésta era nuestra primer experiencia con los sistemas de bloques de vidrio, de hecho no tuvimos ningún contratiempo. Es un sistema sencillo, así que no hay mucho de que estar descontento con ello. Después de ver lo fácil que era trabajar con él, no me quejaría si todo nuestro trabajo cambiara del uso de bloques sueltos a paneles“.

Después de instalar el primero de varios paneles, el equipo del contratista de albañilería de inmediato se sintió cómodo tanto con el producto como con el método de instalación. Los marcos se colocaron en su lugar, los paneles se enviaron y las ventanas se instalaron en un corto tiempo. Este proceso ininterrumpido no sólo ayudó a mantener el ritmo del proyecto, sino que también mantuvo los costos bajos ya que sólo se requirieron tres trabajadores en vez del estimado original que consideraba a un número muyo mayor.

En su conjunto, la nueva Terminal de Trasbordo de American Airlines en el Aeropuerto Internacional de Miami presenta 547 Ventanas resistentes a huracanes LightWise® de Pittsburgh Corning. Utiliza un patrón aleatorio con ventanas de seis tamaños diferentes, el diseño ofrece amplia luz y al mismo tiempo provee un aumento en la circulación del flujo del aire. A diferencia de otras ventanas que presentan vidrio plano tradicional o muros tipo cortina, el Aeropuerto Internacional de Miami pudo mantenerse fiel a su herencia, manteniendo la apariencia y percepción única de Miami y de sus raíces de bloques de vidrio de la época del Miami Vice.

”Las ventanas son un estupendo agregado al aeropuerto y combinan realmente el aspecto estético, la transmisión de luz y el alto desempeño“, dijo Vaughan. ”Estamos muy orgullosos de que nuestro producto se encuentre en la parte frontal y en el centro de un punto que es visto en la primera parada de muchos que visitan a tal lugar por primera vez“.