Parque PNC

Pittsburgh, Pennsylvania

Pregúntele a cualquier persona de Pittsburgh cuál es el edificio que con mayor énfasis refleja el corazón de esta población de la parte intermedia de América, y es muy posible que le mencionen una arena deportiva. Hay muy pocas cosas que se encuentren tan íntimamente ligada a las personas de Pittsburgh como sus equipos deportivos, y el Parque PNC, la casa de los Piratas de Pittsburgh, no es la excepción.

Durante los últimos 9 años, al Parque PNC se le ha venido conociendo nacionalmente como uno de los campos de béisbol más cercanos a los tiempos antiguos en el país. Con vistas panorámicas de Pittsburgh y de sus ríos, y con sus asientos en el punto más alto, justo a 88 pies del campo, el Parque PNC se ha convertido en un favorito de los comentaristas de béisbol, así como de los aficionados de la ciudad natal. Esto se debe a que cuando ASTORINO, una firma basada en Pittsburgh, se convirtió en el arquitecto oficial para el rediseño del Parque PNC en las postrimerías de los 90s, el equipo, junto con la firma diseñadora HOK Sports, se prepararon para diseñar una instalación que “exudara” a Pittsburgh.

“Nuestra visión del proyecto fue sencilla”, dijo John Sysko, arquitecto del proyecto, ASTORINO. “El parque debía identificarse claramente con Pittsburgh. Queríamos modelar la percepción de los viejos tiempos del Campo Forbes, con elementos de diseño industrial – como un marco de acero expuesto, materiales eternos y una disposición de carácter íntimo. Y el bloque de vidrio fue uno de esos productos que tenían justamente la fortaleza para lograrlo”.

El bloque de vidrio de diseño Decora® de 12x12 de Pittsburgh Corning puede encontrarse por todo el estadio (y en todos los alrededores de la población en donde usted puede ver bloques de vidrio que reflejan la historia del diseño industrial de la ciudad). ASTORINO encontró que el producto complementaba el diseño del parque y ofrecía un buen desempeño para múltiples aplicaciones. Usted puede encontrar bloques de vidrio que emiten luz difusa en las partes frontales de las tiendas, los cuales incorporan la luz diurna alrededor de las entradas y a lo largo de los niveles de servicio y de las explanadas, además de proporcionar luz y privacidad para muchos de los baños públicos grandes a lo largo de la instalación.

“En realidad fue el producto perfecto”, dijo Sysko. “El Parque PNC da prácticamente hacia cada dirección y el bloque de vidrio funcionó bien sin importar en dónde se le instaló. Puede proporcionar luz sin tener que incorporar una estrategia de sombras, y sabíamos que funcionaba mejor que cualquier otra cosa que pudiéramos haber usado. Décadas a partir de ahora, continuará siendo un elemento de bajo mantenimiento, privado, durable y resistente al graffiti”.

Sysko también agregó que siendo un producto local que estaba fácilmente disponible, era otro factor importante, “esto fue un proyecto financiado públicamente, realizado mediante una vía rápida que se levantó en un lapso de alrededor de dos años. Pittsburgh Corning realizaba su fabricación en los EUA y pudo satisfacer nuestras demandas”.

Para ver sus otros proyectos, visite www.astorino.com.