Estacionamiento del Aeropuerto Nacional Ronald Reagan en Washington

Washington, D.C.

Contemporáneo, aunque histórico. Hermoso, pero seguro. Además tenía que proporcionar más de tres millones de espacios de estacionamiento, una ruta bien marcada para sus vuelos. Desde su inicio, el nuevo estacionamiento en el Aeropuerto Nacional fue un estudio de contrastes. La carga era sencilla pero retadora – crear un edificio moderno a la sombra del Monumento a Washington.

Las características predominantes del estacionamiento son las torres elevadoras de bloques de vidrio. El diseño clear Vue® ofrece una vista periférica y emite el máximo de luz, lo cual es importante tanto para fines estéticos como para la seguridad. Estas torres, combinadas con entradas y salidas claramente marcadas, ayudan a guiar a los usuarios a sus destinos.

En el interior, el bloque de vidrio continúa a servir como una guía, con estaciones elevadoras iluminadas encastradas en un bloque de vidrio de diseño Essex® AA, cubos de escaleras con bloques de vidrio con cinco pisos de luz natural, y pilones de bloques de vidrio iluminados que sirven como centros de información.

Finalmente, el uso del bloque de vidrio ayuda a que los usuarios atraviesen el estacionamiento, agregando un elemento inmensurable para la tranquilidad. El proyecto terminado es un ejemplo brillante de acero y bloque de vidrio.

"Empezamos con los elementos verticales de los garajes – las torres elevadoras – y utilizamos el diseño Vue®, lo cual lo convirtió en un sistema virtual “localizador de rutas”, declara el arquitecto Graham Davidson. “Luego continuamos ese tema con dispositivos “identificadores de rutas” pequeños – pilones de información que utilizan al Essex® AA – a lo largo de todo el interior de los garajes".